Herbarios

En 2017 retomé la práctica con fotografía analógica.

Casi como empezar de cero, pero poco a poco fui redescubriendo el encanto que guarda el trabajo con película y el copiado en el cuarto oscuro.

Aquellas tomas de flores, hojas, líquenes que comenzaron a aparecer no hace tanto en mis fotos, acompañando la curiosidad y afecto por las plantas, se volvieron insistentes.

La recolección de estas «cositas», su guardado en pequeñas libretas que llevo siempre conmigo, el acondicionamiento para el secado, su conservación, fue siendo labor fundamental en mi trabajo cotidiano.

El azar es el que caprichosamente construye estos encuentros. Algunos pasan directo a la mesa de reproducción, otros en cambio quedan aguardando en sus cajas el instante protagónico.

Y esta suerte de herbario que se ha ido conformando y que se expande y multiplica –me deja entrever– al mirar esas hojas, esas ramas... mundos que surgen: en pequeños detalles, deterioros, quebraduras.

En todo caso se trata de un encuentro amoroso entre ellas y yo y nuestro diálogo.

Año: 2017/18

Técnica: Fotografía analógica (B/N)

Dimensiones: 20 x 25 cm

1/2

© 2018 por VERÓNICA ORTA

  • Black Instagram Icon